Skip to main content
Agriculture and rural development

Geraardsbergse mattentaarten IGP

La indicación geográfica protegida (IGP) garantiza que al menos una de las fases de producción, transformación o elaboración se lleva a cabo en la región.

Historia

Antes de la era de la refrigeración, cuando el acceso al hielo estaba reservado a las personas muy ricas o a algunos monasterios, la conservación de la leche era un problema fundamental. Hacer queso era uno de los procedimientos más sencillos. Sin embargo, esta actividad solía generar un subproducto: el requesón. Las tartas "mattentaarten" son una especialidad flamenca a base de hojaldre relleno de pasta de requesón, creada para conservar el requesón y hacerlo delicioso para su consumo posterior.

Como ocurre con la mayoría de los productos artesanales, probablemente nunca sabremos quién inventó este método de conservación único. Lo que sí sabemos desde la primera historia escrita de las "mattentaarten" es que su calidad siempre ha sido una preocupación básica. En 1665, la población de Geerardsbergen estableció unas normas de calidad que debían cumplirse para poder vender "mattentaarten" en la ciudad. En 1752, los defensores de estas tartas fueron más allá, al obtener de la emperatriz María Teresa I de Austria que ratificase las normas de calidad mediante el otorgamiento de un sello de aprobación real para las "mattentaarten".

Esta tradición de garantía de calidad ha perdurado hasta nuestros días: en 1978 se constituyó una Hermandad dedicada a la protección de esta especialidad local, que vela por que solo se utilice "mat" (requesón) de primerísima calidad para la elaboración de las "mattentaarten". Desde 1980, la historia y los sabores únicos de estas tartas tradicionales son objeto de una jornada de celebración. A finales de abril, los miembros de la Hermandad instalan un obrador plenamente operativo en la plaza principal de Geraardsbergen para mostrar a los forasteros y a las gentes del lugar cómo se elabora esta especialidad única, garantizando así la pervivencia de la tradición.

Producción

Las "Geraardsbergse mattentaarten" tienen como ingrediente principal un tipo de requesón ("mat") elaborado con leche fresca, mantequilla de granja y, tal vez, algo de vinagre. Toda la leche debe proceder de la zona de Geraardsbergen o del municipio vecino de Lierde.

Las tartas propiamente dichas se componen de requesón ("mat") finamente molido, huevos, azúcar y masa hojaldrada (dependiendo de la receta, también pueden incorporar extracto de almendra). En primer lugar, el "mat" se coloca en la masa que constituye la base de la tarta; luego se cubre con una segunda lámina de masa que forma la parte superior, a la que después se añade una fina capa de huevo. Así, las tartas están listas para ir al horno. Los reposteros de la zona son los encargados de elaborar las tartas. Sin embargo, estas también se pueden congelar cuando todavía están sin cocer para hacer posible su envío, horneado y degustación en cualquier lugar del mundo.

Más información

Geraardsbergse mattentaarten IGP – Instrumento jurídico

Indicación geográfica protegida

Alimentos y bebidas de calidad en toda la UE