Skip to main content
Agriculture and rural development

La Organización Mundial del Comercio y la agricultura de la UE

Apoyo de la UE a la labor de la OMC, Acuerdo sobre la Agricultura y prioridades de la UE en las negociaciones agrícolas. 

LA OMC

La Organización Mundial del Comercio (OMC), creada en 1995, es la piedra angular de un sistema de comercio multilateral basado en normas. La OMC es una organización que gestionan sus 164 miembros (en julio de 2019). Sus principales actividades son:

  • celebrar negociaciones multilaterales encaminadas a la liberalización progresiva de los mercados
  • sentar las bases jurídicas del comercio internacional en forma de acuerdos
  • resolver conflictos comerciales entre Estados
  • supervisar las políticas comerciales de sus miembros.

La Unión Europea es miembro de la OMC y, por ser el mayor bloque comercial del mundo, uno de sus protagonistas clave. La Comisión Europea representa a la UE y negocia como entidad única en nombre de todos sus países miembros. La UE apoya activamente la labor de la OMC en el ámbito de la reglamentación multilateral y la liberalización del comercio. Sus objetivos son:

  • mantener abiertos los mercados y garantizar que existan nuevos mercados para las empresas europeas
  • reforzar las normas multilaterales y garantizar que se cumplan
  • impulsar el desarrollo sostenible en el comercio.

Las normas actuales se negociaron durante la Ronda Uruguay (1986-1994), que culminó con el Acuerdo de Marrakech, por el que se creó la Organización Mundial del Comercio. En la práctica, el Acuerdo de Marrakech es una serie de acuerdos en torno a distintos aspectos de la normativa sobre comercio internacional que incluyen una revisión del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio (GATT), de 1947, así como otros acuerdos sobre propiedad intelectual, solución de diferencias, obstáculos técnicos al comercio, normas sanitarias y fitosanitarias y, en particular, agricultura.

Información relacionada

La UE y la OMC

Misión de la UE ante la OMC

Solución de diferencias

La OMC cuenta con un mecanismo para que sus países miembros solucionen sus diferencias en cuanto a la aplicación de los acuerdos de la Organización.

Casos y solución de diferencias

La OMC y la agricultura

La importancia de la agricultura en el comercio mundial llevó a celebrar un acuerdo específico que regula, principalmente, las ayudas internas, las subvenciones a la exportación y el acceso al mercado.

El Acuerdo sobre la Agricultura

El Acuerdo de la OMC sobre la Agricultura busca establecer "un sistema de comercio agrícola equitativo y orientado al mercado" mediante normas aplicables a todos los miembros de la OMC a fin de reducir sustancial y gradualmente las ayudas y la protección de la agricultura. El Acuerdo, que forma parte de los resultados obtenidos en la Ronda Uruguay, supuso un paso decisivo hacia una mayor orientación al mercado de la agricultura mundial.

El Acuerdo consta de una serie de normas generales aplicables a todos los miembros de la OMC. Lo completan las "listas" de compromisos específicos de cada miembro: por ejemplo, sobre comercio agrícola y apoyo al sector, aranceles y contingentes arancelarios.

El Comité de Agricultura supervisa la aplicación de los compromisos derivados del Acuerdo. Todos los miembros de la OMC están representados en el Comité y pueden consultarse mutuamente sobre la aplicación del Acuerdo. Los miembros notifican su aplicación de los compromisos y responden a las preguntas de los demás. Revisar las notificaciones forma parte de la responsabilidad fundamental del Comité de supervisar el cumplimiento de los compromisos por parte de los miembros.

Ayuda interna y "compartimentos"

La Ronda Uruguay cambió la manera en que los gobiernos pueden diseñar sus políticas agrícolas nacionales. El Acuerdo sobre la Agricultura clasifica las ayudas agrícolas nacionales en diferentes tipos que suelen denominarse "compartimentos". Las medidas de ayuda que falsean el comercio ("compartimento ámbar") están sujetas a límites: a todos los miembros se les aplica un límite "de minimis", y a algunos también importes adicionales (que la OMC llama "medida global de la ayuda" o MGA), basados en los gastos anteriores a la Ronda Uruguay. No hay límites a otras ayudas —siempre que no tengan efectos apreciables de falseamiento del comercio o la producción ("compartimento verde")— ni a determinados programas de limitación de la producción ("compartimento azul").

Acceso al mercado

En materia de agricultura, además de contemplar reducciones de los aranceles, la Ronda Uruguay ha sustituido muchas de las medidas no arancelarias por derechos de aduana corrientes. En cambio, el Acuerdo sobre la Agricultura establece el mecanismo de salvaguardia especial, que permite aplicar temporalmente aranceles adicionales sobre las importaciones de algunos productos agrícolas en caso de circunstancias especiales; por ejemplo, un aumento repentino de las importaciones. Treinta y ocho miembros de la OMC, entre ellos la UE, tienen derecho a aplicar las medidas de salvaguardia especiales incluidas en sus "listas".

Competencia en la exportación

El Acuerdo sobre la Agricultura ya restringía el recurso a subvenciones a la exportación y a algunas otras medidas en ese ámbito. Sin embargo, en la Conferencia Ministerial de Nairobi (diciembre de 2015), los miembros de la OMC fueron mucho más lejos y acordaron suprimir las subvenciones a la exportación. Los países desarrollados debían hacerlo de inmediato (con algunos períodos de transición hasta finales de 2020), los países en desarrollo a finales de 2023, y los países menos adelantados antes de finales de 2030. Además, la Decisión de Nairobi impone disciplinas sobre créditos y garantías a la exportación, ayuda alimentaria internacional y empresas comerciales estatales exportadoras de productos agropecuarios.

Información relacionada

Competencia en las exportaciones y subvenciones a la exportación

Conferencias Ministeriales de la OMC

La Conferencia Ministerial es el órgano superior de toma de decisiones en la OMC. Todos los miembros de la OMC, incluida la UE, pueden asistir a la Conferencia, que suele celebrarse cada dos años. Dos Conferencias recientes han llevado a introducir cambios importantes en el comercio de productos agrícolas:

  • En Bali 2013 se tomaron cuatro medidas importantes. Los miembros alcanzaron un acuerdo sobre una "cláusula de paz" temporal a la espera de negociar una solución permanente sobre la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria. También adoptaron una declaración sobre una mayor moderación en el recurso a toda forma de subvención a la exportación y ampliaron la lista de "servicios generales" (compartimento verde). Además, se tomó la decisión de estipular una mayor transparencia en la administración de los contingentes arancelarios, con un mecanismo para los contingentes sistemáticamente infrautilizados.
  • En Nairobi 2015, los miembros de la OMC prosiguieron los trabajos iniciados en Bali y adoptaron una decisión que eliminaba las subvenciones a la exportación para las exportaciones agrícolas y establecía disciplinas sobre créditos y garantías de créditos a la exportación, ayuda alimentaria internacional y empresas comerciales estatales exportadoras de productos agropecuarios. También acordaron proseguir las negociaciones sobre agricultura, constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria y acceso al mercado, así como sobre un mecanismo de salvaguardia especial para los países en desarrollo.

La próxima Conferencia Ministerial tendrá lugar en Nursultán (Kazajstán), en junio de 2020.

La agricultura de la UE

La UE ha transformado su programa de apoyo a la agricultura para seguir desarrollando una política justa y transparente, basada en el mercado. Este proceso, que empezó incluso antes de la Ronda Uruguay y ha continuado hasta la actualidad, impulsa el recurso a instrumentos menos falseadores del comercio. Hoy en día, la mayor parte de las ayudas a los agricultores se concede en forma de pagos directos disociados sin obligación de producción. El gráfico que figura a continuación ilustra cómo la política de la UE ha pasado de medidas del "compartimento ámbar" a medidas del "compartimento verde", que no distorsionan el comercio. Los demás gráficos muestran la evolución de los grandes socios comerciales.

Evolución de la ayuda interna de la UE

Evolución de la ayuda interna notificada por otros miembros

Negociaciones

El proceso

La actual ronda de negociaciones empezó en noviembre de 2001 en Doha (Qatar). La llamada "Ronda de Doha" o "Programa de Doha para el Desarrollo" se centró en una mayor liberalización del comercio y, al mismo tiempo, en facilitar a los países en desarrollo, en particular los menos desarrollados, la integración en el sistema multilateral de la OMC. Pese a los esfuerzos de la UE, las negociaciones sobre agricultura se encuentran estancadas. Los cambios en los niveles de desarrollo económico han aumentado la importancia de ciertos países en desarrollo como grandes exportadores y protagonistas del comercio agrícola. Las negociaciones se encuentran bloqueadas debido principalmente a escasa disposición de algunos de los miembros a reformar sus políticas agrícolas.

Con todo, los miembros de la OMC siguen negociando en torno a la reforma del comercio agrícola en las sesiones especiales del Comité de Agricultura. Se trata de elaborar propuestas para la Conferencia Ministerial de la OMC, celebrada cada dos años.

Prioridades de la UE en las negociaciones agrícolas

La UE seguirá impulsando el multilateralismo y la cooperación internacional. Para la seguridad y el desarrollo alimentarios en el mundo, la OMC y un sistema comercial internacional inclusivo y basado en normas son de importancia vital. En materia de comercio de productos agrícolas, la UE seguirá trabajando por un sistema más justo y transparente. En los tres pilares del Acuerdo sobre la Agricultura, la UE tiene las prioridades siguientes:

Ayuda interna: reducir las medidas que falsean el comercio es un paso importante hacia un sistema de comercio agrícola justo. La UE ha transformado su sistema de ayuda interna, que en la actualidad está compuesto en su mayoría por medidas que no falsean el comercio. Esto ha permitido mejorar tanto el funcionamiento del mercado de productos agrícolas como el comercio internacional. La UE seguirá presionando para que los demás miembros imiten su ejemplo.

Acceso al mercado: el acceso a los mercados de productos agrícolas es parte integrante del sistema de comercio mundial. Las mejoras en el acceso al mercado introducidas en la OMC podrían conseguirse mejor a través de una negociación global e integradora, que incluya el acceso al mercado y los servicios tanto agrícolas como no agrícolas. Como es lógico, las cuestiones de acceso al mercado son el núcleo de las negociaciones bilaterales para los acuerdos de libre comercio.

Competencia en la exportación: la UE considera que las futuras negociaciones deben basarse en los pasos dados en Nairobi, sobre todo por lo que se refiere a nuevas disciplinas sobre créditos a la exportación y garantías de créditos a la exportación, ayuda alimentaria internacional y empresas comerciales estatales exportadoras de productos agropecuarios.