Skip to main content
Agriculture and rural development

Estonian vodka IG

La indicación geográfica (IG) protege el nombre de las bebidas espirituosas o los vinos aromatizados originarios de un país, una región o un lugar concreto y garantiza que, al menos una de las fases de su destilación o elaboración, se lleve a cabo en la zona geográfica señalada.

Orígenes

El aguardiente Estonian vodka IG es una bebida espirituosa elaborada con alcohol etílico obtenido a partir del centeno, el trigo o las patatas que se cultivan en el país báltico. En 2008, obtuvo la indicación geográfica europea (IG).

El vodka se destila en Estonia desde hace más de 500 años. El primer testimonio documental de la producción de esta bebida en el país se recoge en una disposición del estatuto de los cerveceros del Gran Gremio de Tallin de 1485. La conservación de las mejores prácticas tradicionales de elaboración de vodka, bebida que es el orgullo y deleite del país, hace patente la vocación destiladora de Estonia.

estonian-vodka-400px01.jpg

Durante siglos, los principales cereales cultivados en Estonia han sido el centeno y el trigo. Uno de los principales determinantes del aspecto y sabor característicos del vodka estonio es el uso predominante en el país de cereales de invierno para obtener alcohol etílico, debido a su rico contenido en minerales. El centeno de invierno, la materia prima preferida para producir esta bebida espirituosa, es también uno de los cereales que más se cultiva de forma ecológica en Estonia, gracias a lo cual conserva su carácter puro y auténtico.

Guinness Book of World Records, 1997

La larga tradición de cultivo de la patata en Estonia también desempeña un papel en la producción nacional de alcohol etílico a partir de este humilde tubérculo. Esta actividad, nacida en el siglo XIX, culminó con la inclusión de Estonia en el Libro Guinness de los Récords en 1997 (p. 92) como país en el que se elabora el alcohol etílico de mayor graduación (98% vol.) obtenido a partir de patatas. El vodka de patata, que en la actualidad solo se produce en cantidades relativamente pequeñas, se ha convertido en un producto propio de Estonia.

Por último, las características distintivas del Estonian vodka IG también son fruto de la utilización de agua del país, muy rica en minerales, que contribuye asimismo al sabor de este aguardiente. El resultado es un vodka con indicación geográfica, dotado del aroma característico de sus materias primas, presente ya en el alcohol etílico y que se transfiere a la propia bebida.

Producción

El proceso de producción de esta bebida se inicia con la obtención del alcohol etílico.

Estonian Vodka brewery

Se muele el grano completo, evitando cualquier tipo de descascarillado, pulido o transformación. El único método autorizado es la molienda en seco hasta obtener una harina constituida en un 25% por partículas de tamaño superior a 1 mm. Esta molienda gruesa del centeno o el trigo integrales permite extraer todo el aroma del grano como toque distintivo y forma parte del método tradicional estonio para la producción del alcohol. Si se van a utilizar patatas, estas se lavan y machacan sin pelar.

El siguiente paso consiste en la obtención de una pulpa de patata o cereal, a una temperatura de 55-57 °C. A continuación, la pulpa se procesa térmicamente a 80-90 °C, evitando que hierva. Posteriormente, se edulcora la pulpa a 55-57 °C y se le añaden malta verde, cereales malteados u otras enzimas naturales. La pulpa se traslada a las cubas de fermentación, donde se incorpora la levadura, y permanece en ellas unas 72 horas para su transformación. Finalizado el proceso, la pulpa fermentada pasa a la fase de destilación.

El agua que se utiliza en las fases de edulcoración, fermentación y destilación debe proceder de Estonia y poseer una composición química que garantice los nutrientes necesarios para la activación de las levaduras: 90 mg/l (±10%) de calcio (Ca) y 20 mg/l (±10%) de magnesio (Mg).

El resultado es un alcohol etílico con un grado alcohólico volumétrico mínimo del 96,0% vol.

Por último, el agua utilizada en la producción del vodka debe ser de origen estonio, potable y conforme a los requisitos de la Ley del agua. Ha de ser agua blanda, que puede someterse a descalcificación adicional mediante el uso de filtros de ósmosis inversa. Como aditivos, solo están autorizados los compuestos aromatizantes orgánicos obtenidos a partir de cereales o patatas de producción local. Si es preciso, el destilado se puede someter a un filtrado adicional.

El aguardiente obtenido es una bebida espirituosa con un grado alcohólico volumétrico mínimo del 40% vol., de paladar suave, incolora y sin sedimentos. Su sabor varía en función de la materia prima utilizada en la producción. La patata confiere al vodka viscosidad, dulzor, y suavidad, junto con un cuerpo intenso. El centeno hace que el vodka tenga más cuerpo y robustez, dotándolo de un aroma especiado. Por último, el trigo le otorga sutileza, suavidad y un carácter afrutado.

Más información

Estonian vodka IG (especificaciones oficiales)

Indicación geográfica

Alimentos y bebidas de calidad en toda la UE